A menudo los nuevos pacientes contactan con nosotros en busca de una segunda opinión tras ser diagnosticados de caires. Le han visto a mi hijo una caries en el dentista de la seguridad social, pero les han dicho que habría que realizarle unas radiografías para saber el alcance de la caries y valorar si hay alguna más.

Nuestro equipo de Odontopediatría (especialmente) y de Odontología conservadora se pone en marcha para trabajar conjuntamente en estos casos y siempre recomiendan realizar este tipo de “fotografía de los dientes”: ALETA DE MORDIDA para obtener información detallada de las lesiones.

Tened en cuenta que no solo hay caries en los dientes que presentan una rotura del esmalte o dentina (el típico agujerito). Las caries se ven como manchas oscuras en las radiografías donde el tejido ha desaparecido, pero no necesariamente el diente tiene que estar roto ni tiene que causar dolor, por lo que es fundamental realizar un diagnóstico completo lo antes posible.

¿A qué radiografías se refieren nuestros compañeros del SERMAS?

Los dentistas de la Seguridad Social pueden referirse a diferentes tipos de radiografías. Podrían ser radiografías interproximales, que son muy útiles para que los dentistas puedan detectar pequeñas caries entre dos dientes, que de otra forma no se verían, especialmente entre los molares y los premolares.

También pueden referirse a radiografías dentales periapicales, que muestran uno o varios dientes desde la raíz hasta la corona. Estas radiografías son muy útiles para:

• Detectar problemas en los extremos de un diente o muela.
• Diagnosticar los daños sufridos en una pieza dental o en el hueso alveolar después de un golpe.
• Valorar el estado de la raíz del diente que se vaya a extraer.
• Examinar el interior de una muela mientras se practica una endodoncia.
• Comprobar cómo está la muela antes y después de una operación en la misma.
• Evaluar si existe algún quiste en los extremos del diente.
• Analizar el estado de un implante durante el postoperatorio.

Por último, podríamos realizar una ortopantomografía o radiografía panorámica dental, que es una radiografía que muestra las mandíbulas, los dientes y los tejidos que rodean esta zona. Se realiza exponiendo al paciente a una máquina de rayos X que da vueltas alrededor de su cabeza.

Todas nuestras radiografías se realizan con equipos digitales y escaneado digital por lo que la exposición a la radiación no es mínima sino ínfima. Todos los equipos están calibrados y revisados anualmente, bajo unos estrictos requisitos de seguridad.

Generalmente NO se debe realizar radiografías panorámicas a niños menores de 6 años, ya que no han empezado el recambio dentario y no nos ayudan al diagnóstico de caries. No sometas a tu hijo a una radiografía panorámica por el mero hecho de que te la realicen GRATIS.

Y por favor, es importante que cuando veas las radiografías y te las expliquen nuestros odontólogos preguntes todas tus dudas. Estamos obligados a decirte todas las caries que presentan las radiografías que hemos realizado, y luego cada paciente decide el orden de prioridad para realizar el tratamiento.

Si te “tuerces un tobillo” y esto te ocasiona dolor e inflamación durante unos días, de qué médico te fiarías: del que realiza una radiografía y concluye que solo es una fisura, un esguince o una rotura. ¿O prefieres el diagnóstico de aquella persona que sin radiografía dice que “la caries es muy pequeña y no necesita tratamiento”?

Como padres no nos gusta que sometan a nuestros hijos a tratamientos innecesarios… pero si hay patología, negar la evidencia no te ayudará y los tratamientos necesarios serán mucho mayores y costosos en el futuro.

Imagen vía Revista Odontopediatría

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *