halitosis

Una consulta habitual en Crea Valdemoro es cómo combatir la halitosis o mal aliento. Las causas de este síntoma pueden ser muy variadas, desde dentales hasta gástricas, pero nosotros nos vamos a centrar en la halitosis oral, que es nuestra especialidad.

Son los propios pacientes los que se suelen dar cuenta de su halitosis bien porque la notan ellos o porque alguien se lo ha comentado. Los problemas de mal aliento pueden llegar, en un momento dado, a entorpecer la propia vida social de aquel que los padece.

Causas del mal aliento

La principal causa de la halitosis es la acumulación de biofilm o placa bacteriana en la lengua, aunque también la pueden provocar problemas periodontales como caries, infecciones o prótesis mal ajustadas. Es por esto que los odontólogos somos de los primeros profesionales con los que hay que consultar en caso de que se detecte el problema.

Un clásico de los pacientes con halitosis es el mal cepillado. Si una persona no se cepilla los dientes exhaustivamente y siguiendo las pautas de su dentista, es posible que restos de comida se vayan depositando en sus dientes o entre ellos. Estos restos son el calvo de cultivo perfecto para las bacterias que forman la placa.

Es muy importante que si llevas ortodoncia o prótesis seas especialmente cuidadoso con la limpieza, ya que es muy fácil que se queden restos en los huecos del aparato. Recuerda usar cepillos interdentales e hilo dental siempre que lo necesites para dejar tu boca limpia hasta la próxima comida.

La gingivitis y la periodontitis pueden causar mal aliento también. Para saber si las padeces, fíjate en tus encías: si están rojas, si te duelen o si te sangran durante el cepillado deberías pasarte por nuestra clínica para que le pongamos remedio antes de que vayan a más.

Otra causa del mal aliento son las caries y las infecciones de los dientes, o incluso una faringitis. Todas las infecciones dentro de la boca suelen tener como consecuencia la halitosis, sobre todo si van acompañadas de pus.

Además de las causas internas, también existen causas externas que te pueden producir mal aliento esporádicamente, como es el consumo de tabaco, alcohol o café. E incluso otros alimentos más inocuos como el ajo. La buena noticia es que en estos casos, la halitosis suele desaparecer después de cepillarte los dientes.

Tratamiento de la halitosis

El tratamiento más habitual contra la halitosis (además de tratar las caries si existieran) pasa por una limpieza dental profesional. Es posible que en algunos casos lo acompañemos con un tratamiento de clorexhidina, aunque cada paciente es diferente.

Además, te podemos enseñar a lavarte los dientes correctamente y a recomendar un colutorio que se adapte a tus necesidades.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *