bruxismo

El bruxismo es como se denomina al efecto de rechinar los dientes, tanto de día como de noche y se produce al apretar los dientes superiores y los inferiores de manera fuerte, tanto de arriba a abajo como de forma longitudinal. El bruxismo suele ser inconsciente y por lo tanto la persona que lo padece no lo puede controlar.

El rechinamiento dental conlleva efectos colaterales como vértigos, acúfenos, sensibilidad al frío y al calor, insomnio, dolor de cabeza y tensión muscular que afecta a toda la cadena musculatura cervical. Las causas pueden ser muy variadas, desde la mala alineación de los dientes, la alimentación, una mala postura o una temporada de estrés.

Muchos pacientes que sufren vértigos de origen desconocido mejoran notablemente al ser tratados de esta dolencia.

Cómo tratar el bruxismo

Las personas que padecen bruxismo necesitan un tratamiento integral, que combina la fisioterapia con la odontología, y este tratamiento tiene que estar personalizado a su situación. Además se recomienda el uso de una férula que tiene que ser rígida y llevar al paciente a una posición relajada y de reposo, y requiere de varios controles y ajustes tras su instalación.

Nuestros dentistas recomiendan llevar esta férula por la noche para dormir, pero también por el día siempre que sea posible ya que esto aumenta los beneficios a la par que evita que se contracture la cadena muscular. Por ejemplo, si trabajas muchas horas delante del ordenador, o mientras conduces, o si estás haciendo tareas domésticas.

El problema de las férulas caseras anti bruxismo

En Internet es muy fácil encontrar férulas caseras anti bruxismo, e incluso protectores bucales que se usan mientras haces deporte. En este segundo caso, el de los protectores bucales deportivos, hay un cierto margen de tolerancia mientras el dispositivo sea semirrígido y puede estar prefabricado (aunque siempre será mejor el que se elabore a medida de cada persona).

Sin embargo, en las férulas anti bruxismo que se venden online, nuestra recomendación es que huyáis de ellas ya que sin la supervisión de un dentista podéis dañaros más y agravar las causas que producen el rechinamiento de los dientes. Cualquier tratamiento que necesiten vuestros dientes debe ser llevado a cabo por un odontólogo profesional, cosa que no sucede en estas férulas que puedes comprar en las tiendas de Internet.

Además, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos (COEM) ha advertido del peligro de una empresa que vende ortodoncia invisible por Internet sin la supervisión de ningún profesional. Como sabéis, este tipo de tratamientos debe ser revisado con cierta frecuencia por un ortodoncista u odontólogo que compruebe y ajuste las férulas para que todo funcione correctamente.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies