miedo dentista

En Crea Valdemoro tenemos mucha experiencia con los niños y de vez en cuando nos sucede que uno de nuestros pacientes viene temeroso. Las causas son muy variadas, desde una mala experiencia anterior en otra clínica, o que son niños a los que les dan miedo las situaciones nuevas o que algún amiguito les haya contado malas experiencias. Hoy queremos compartir con vosotros algunos consejos para que los niños pierdan el miedo al dentista.

Conoce a tu dentista

Lo que más ayuda a los niños es conocer a su dentista. En Crea Valdemoro siempre te indicaremos quién te atenderá y suele ser la misma persona todas las veces que vengáis a la consulta. De este modo, podéis conoceros mejor y se desarrollará una relación de confianza con el doctor que te atiende.

Deja a tu peque que pregunte todas las dudas que tenga acerca de su revisión y su tratamiento, y pregunta tú misma cualquier pregunta que te surja. Estamos para ayudarte y para hacerte más fácil el tratamiento, ¡nos encanta explicarte nuestro trabajo!

Además, si os tranquiliza más, podéis venir a ver la clínica unos días antes de la consulta para que el peque ya se familiarice con nuestra sala de espera y con nuestras consultas.

Da ejemplo

Es fundamental que los padres den buen ejemplo a los niños cuando se trata de acudir al dentista. Que ellos te vean venir a la clínica, lavarte los dientes en casa y mostrarte confiada.

Si tienes más de un hijo, haz que los que tienen miedo vean cómo tratamos a los que no lo tienen y así crearemos más confianza con ellos, que además verán a sus hermanitos portarse fenomenal.

Premia su buen comportamiento

Si tu peque se ha portado genial en la consulta (o mejor que veces anteriores), podéis pactar alguna recompensa. En Crea Valdemoro solemos tener un detallito con los niños, pero también podéis pensar algo en casa, como darle una pegatina, comprarle unos cromos o lo que soláis hacer para reforzar un buen comportamiento.

Huye de las expresiones negativas

Sabemos que quieres tranquilizar a los peques pero a veces no ayudas cuando empiezas con un discurso del tipo “no te va a doler” o “este odontólogo no te va a hacer caso”. Puedes intentar tranquilizar al peque con mensajes positivos como “fíjate qué sanos van a estar tus dientes después” o “la doctora te va a explicar todo”.

Si tienes cualquier duda acerca de cómo vender el miedo al dentista, llámanos a la clínica y estaremos felices de ayudarte.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies